Compartir
La moda es arquitectura, es cuestión de proporción. Coco Chanel.

Me encanta esta frase hace poco la escuche y resonó conmigo. Las proporciones se expresan a través de números; una de esas cosas que en principio no me gustaban, pero que he aprendido a querer y entender. Si hace 10 años me hubieran dicho que me iba a gustar la matemática no me lo hubiera creído. Sin embargo, he aprendido que los números son un lenguaje divino.

 

Las matemáticas se reflejan en todo lo creado y nos muestran el dinamismo de la vida. Los números están presentes en la arquitectura, las artes y la moda. En la naturaleza los números nos muestran la belleza bajo las proporciones. El estilo de los edificios, las obras de arte y la moda van cambiando a través de los tiempos, sin embargo permanece el gusto por la armonía y la proporción.

Las formas y diseños que vemos en la arquitectura van cambiando según la época y esto lo vemos replicado en las tendencias de moda y en lo que nos impacta como sociedad, hasta plasmarlo en una prenda. Por ejemplo, el fuerte crecimiento del movimiento de mujeres empoderadas, tiene que ver con hombros fuertes en las prendas femeninas.

Pero cómo relacionamos la arquitectura con la moda? Bueno teniendo en cuenta que los arquitectos toman tanto tiempo creando bellas estructuras, armónicas, proporcionadas y que hay una proporción en todo lo que vemos a nuestro alrededor, ¿Por qué no hacer lo mismo nosotros con nuestro vestuario para vernos bellas y únicas?

El número dorado o Fibonacci, descubierto por Leonardo Da Vinci no es más que eso, proporciones que se plasman de la siguiente manera.

1:2

2:3

3:5

8:13

Él descubrió que en todo, incluso el cuerpo humano encontramos esa proporción y por eso nos parece hermosa. Todo lo que tenga esta proporción es estética y visualmente atractivo; una planta, una flor o incluso las formas que se encuentran en el agua. ¿Por qué no la usamos también en nuestro vestuario para favorecer nuestras formas?

 

Podemos usar proporciones de 1:2, 2:3 y 3:5 para favorecer nuestros outfits, ya que el cuerpo humano mide aproximadamente 8 cabezas, compruébalo si quieres. Si hacemos líneas horizontales en nuestro cuerpo con estas proporciones creamos balance de acuerdo a nuestra altura. El cuerpo se ve más estilizado y bello.

 

Para lograr una proporción 1:2 usa prendas que no tengan la misma medida. Es decir, una prenda larga y otra corta, por ejemplo, una minifalda con una chaqueta que llegue hasta el hueso de la cadera, en vez de una minifalda con una camisa metida por dentro. Esto también tiene que ver con las proporciones de tu cuerpo ya que si el torso es largo la camisa por dentro funciona mejor.

8 Comentarios

  1. Wow!! Conocía el número Fibonacci pero nunca en la vida me hubiera imaginado que tendría que ver en nuestro día a día!!! Voy a aplicar todo lo aprendido, me ha encantado!!! Un saludo y un abrazo grand!!!

  2. Yo he podido aprender contigo muchiiiiiisimo. Si había leído algo de las proporciones pero soy pésima en esos de los número… en este post me pude ver reflejada realmente las piezas a usar no deberían tener la misma proporción yo uso muchas blusas hasta el hueso de cadera ya que soy altiiiisima pero no de torso largo .. y eso me da equilibro entre torso y piernas. Gracias por enseñar a todas a las que te leemos

  3. Vaya! No tenía ni idea de todo esto….,me dejas loca jaja. Cierto es que los números forman parte de muchas cosas, no los vemos, pero están ahi. Para todo hace falta medida y cuentas. Me ha gustado leerte y aprender algo nuevo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here