En la infancia me enseñaron que la suciedad se quita con agua y jabón. Las cosas empezaron a cambiar cuando llegó la adolescencia. En esta etapa la piel cambia y la segregación de aceites naturales es mucho mayor, por lo que inicie una rutina para evitar que se viera la cara grasosa, implementando el hábito de lavar el rostro 2 veces al día. Esta costumbre permaneció conmigo hasta hace poco, que probé la nueva tendencia de limpiar la cara con aceites naturales, exactamente con aceite de caléndula en las noches.

La caléndula tiene propiedades antiinflamatorias, alivia enrojecimiento en la piel si recientemente te has sometido algún tratamiento agresivo, como una exfoliación. Es una fuente de hidratación; al igual que todos los aceites esenciales, evita la pérdida de agua en la piel y es nutritivo porque contiene vitamina E y otros minerales. Además es la forma más eficaz de quitar el maquillaje, incluso la pestañina (rimel) a prueba de agua.

El aceite de caléndula no solo remueve el maquillaje sino que disuelve las grasas naturales solidificadas que congestionan los poros, es saludable y mejora el aspecto de la piel. En mujeres con pieles grasosas y propensas al acné, verán que la piel dejará de producir tanta grasa paulatinamente porque no la necesita y humecta las pieles secas sin quitarles los aceites naturales.

La forma de limpiar la cara con un aceite natural es muy importante.

Ingredientes

Pasos

  1. Aplica en las palmas de las manos y frotalas
  2. Masajea en el rostro como si estuvieras aplicando un jabón, sobre todo en la zona de los ojos, para remover maquillaje como el rímel o pestañina.
  3. Humedece tus manos con agua tibia y sin retirar el exceso aplica sobre el rostro y vuelve a la zona de los ojos.
  4. Toma la gasa y humedécela con agua tibia. Remueve el maquillaje de los ojos y humedece la gasa de nuevo.
  5. Pasa sobre toda la cara
  6. Repite hasta que no quede rastro de maquillaje

Vuelve a los 2 últimos pasos unas 10 a 12 veces y para finalizar aplica la crema o suero que uses en tu rutina diaria. Al final la piel pareciera tener un filtro.

Comentarios

Comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta