Compartir

Cuando te realizas una asesoría para encontrar los colores que más te favorecen, hay como un corto circuitos, esta todo lo que pensábamos quedaba bien y lo que realmente favorece según un proceso de análisis, objetivo que permite encontrar esos tonos que mejor lucen a nuestra coloración.  Para hacer este proceso más llevadero, suave y divertido ten en cuenta las siguientes recomendaciones.

El primer video sobre el cambio se encuentra en el artículo “Tus colores, tu poder oculto

Habla con tu asesor

La mayor información que tu asesor pueda tener sobre ti, más exitosa es tu asesoría.  Lleva algunas de las prendas que más te gusten el día de la consultoría a tu asesor, así puedes tener más opciones para incorporar estas prendas con tus colores, o quien quita que alguna de tus prendas favoritas tenga un tono favorecedor para ti.  Supongamos que pensabas te lucían los colores de invierno, pero eres verano, hay colores que se repiten en diferentes estaciones, son compartidos, sobre todo en tonos neutros.

No salgas a comprar todo de una vez

Como hablaba en el video sobre el cambio, los cambios son paulatinos, lentos.  Hay que tomar la información, decantarla y por último ponerla en práctica. Juega con tus colores si el negro no es lo tuyo pero es un color recurrente en tu armario, busca una pañoleta con tonos que te favorecen cerca de tu rostro, unos aretes llamativos o collar con piedras en tus tonos.  Esto es más fácil y menos desgastante que salir a comprar un nuevo armario de una y lograr realmente un cambio duradero.

Investiga sobre tu paleta

Cada paleta corresponde a una estación y las telas que se usan para encontrar cuales son los colores de cada persona, están hechas para buscar la diferenciación.  La paleta de verano suave no son solo malvas, morados y grises, simplemente estos son los tonos que más pueden diferenciar esta estación de un invierno u otoño suave. Leer sobre la paleta de colores que te queda bien o ir a un centro comercial y probar diferentes versiones de un color es un gran trabajo de investigación que te aseguro dará sus frutos.

Cambia el observador

Tomate 2 fotos y compáralas, pero vas a hacer de cuenta que la mujer de las fotos es otra persona. En el primer escenario vas a imaginar que esa mujer está tomando transporte público ¿En cuál foto te parece que lo que llama la atención es la ropa?  Ahora imagínate que esta mujer de las fotos es una conferencista. ¿Te distrae su ropa, maquillaje o accesorios? ¿No te das cuenta de lo que lleva puesto? ¿Es coherente su vestuario con lo que está diciendo? ¿Que foto para ti genera más credibilidad en su trabajo?

Implementa pequeños cambios

Una forma diferente de llevar tu peinado, un color de esmalte que nunca te hayas atrevido usar pero esta dentro de tu paleta de color.  Ensaya con tus colores.

Usa los colores que te gustan

Algunos colores tienen un efecto especial en ti. Además de su vibración y significado, cada color trae recuerdos personales a la mente y algunos son más agradables que otros.  Empieza por esos colores que siempre te han gustado. Haz memoria de cual era el crayón que más usabas en el colegio y empieza con un tono parecido que se encuentre en tu paleta.

Empieza por comprar lo que te gusta

Personalmente me gustan los collares y las pashminas y estas últimas vienen en diferentes colores incluso estampados inicia comprando accesorios que funcionen con los colores que favorecen a tu piel.

Haz diferentes combinaciones de color

Evita irte por lo seguro por ejemplo mi paleta es otoño cálido. Podría pasar la vida usando café, verde oliva, mostaza y una variedad de ocres.  Pero los colores que realmente impactan en mi vestuario son el rojo naranja, el morado, azul turquesa. Incorpora toda tu paleta de color, así harás grandes avances.

No te impacientes

El cambio a veces nos lleva hacia atrás, adelantamos un poco y volvemos a un punto de confort, porque el proceso de cambio es incómodo y las personas a nuestro alrededor empiezan a cuestionar nuevas decisiones, especialmente familiares e hijos que suelen ser muy aferrados a como somos.

Se vale equivocarse

Cuando pruebas con lo que más te favorece hay momentos de pequeños errores o como yo los llamo “darse cuentas”.  No importa si llevas un color azul eléctrico en vez de uno más opaco o si compraste algo que no te favorece tanto, ya tienes una base que es el conocimiento de lo que te funciona, de ahí en adelante todo es ganancia y alinear la información de lo que mejor te queda con lo que quieres comunicar por medio del vestuario.

5 Comentarios

  1. Yo creo que es super importante hacer como dices y tomarte las cosas con calma: no empezar a comprar todo de golpe o intentar implementar los cambios enseguida..: es un error que luego puedes lamentar.
    Un beso

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here