Compartir

 

El primer evento de Bogotá Fashion Week inició con una muestra joyería, donde tres diseñadores expusieron propuestas novedosas, con impacto social y únicas. Lo más significativo del evento fue el momento donde el espectador, se volvió actor principal dentro de la pasarela y empieza un tejido entre joyas y asistentes que hizo del primer acto inagural un éxito.

Los invitados tuvimos la oportunidad de ver las joyas y lucirlas, esto no solo le dió un diferencial al evento, sino que generó un sentimiento positivo entre los asistentes que nos atrevimos a ser parte de esta pasarela interactiva, luciendo las creaciones de 3 diseñadores emergentes: Alvaro Avila, Tatiana Ambraez y Fernanda Arias. Los creadores de las 150 joyas usadas en la muestras presentaron propuestas diferentes con alto impacto social y ecológico.

Alvaro Avila en su colección “Protección” se inspiró en los escapularios y busca con sus piezas conectar a la mujer con su interior y sentimientos positivos de fé, amor y suerte. El trabajo de los apliques de mostacilla en collares, aretes, pulseras y prendedores fue realizado por los presos de la cárcel de Santander.

Tatiana Apraez, sus creaciones mezclan plata con madera recubierta de látex vegetal y diseños acompañados por cuero repujado, que le da dimensión a la prenda. Su propuesta es hacer ver sus joyas no solo como accesorios, sino como parte de una prenda de vestir con los cuellos y hombreras con adornos florales repujados.

 

Fernanda Arias, su colección “Dual” no solo es divertida, a la vez curiosa. Lleva al espectador a preguntarse si lo que lleva en su cuello o manos es una joya o una obra de arte inspirada en las formas geométricas. Cada una de las joyas en esta colección fue realizada con acrílico y elementos usados en producción arquitectónica, lo cual tiene un impacto ambiental inmenso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here