Compartir

El color del verano es el amarillo, debe ser porque este es el color más alegre, brillante y suave de todo la rueda de color. Es un color vibrante, divertido y cálido. Esto no quiere decir que solo favorezca el tono de piel de mujeres de tonalidad cálida, por el contrario, el amarillo canario luce muy bien en tonalidades frías.

El color amarillo llama mucho la atención, ya dice el refrán: “El que de amarillo se viste a su belleza se atiene”, lo cual es cierto. Pero también es verdad que es usado para señalar peligro o llamar la atención como es el caso de los taxis.

Sea lo que sea, el color del sol es un tono que requiere un poco de cuidado a la hora de ser usado en el vestuario, más aún por las mujeres de tonalidad fría. Usar el tono equivocado de amarillo puede hacerte ver enferma.

Con estos consejos vas a brillar como el sol, sensacional.

  • Para asegurar que te vas a lucir en este tono, escoge un amarillo que le vaya bien a tu color de piel. Los amarillos opacos o mostaza quedan muy bien en pieles blancas o pálidas y en pieles oscuras u oliva quedan mejor los amarillos brillantes como el amarillo limón.
  • Los tonos kakis, beige, crema cortan muy bien con este tono. Una camisa amarilla con jeans claros luce muy bien, sobre todo en climas cálidos por claro de los colores.
  • Sí quieres realmente llamar la atención contrástalo con un color oscuro como azul medianoche. Accesorios engastados en oro y piedras rojas como rubí o granate.
  • En un look dramático los accesorios grandes y dorados, hacen mirar a cualquiera y más combinado con una prenda en color amarillo. Para un look más atenuado una joyería minimalista.
  • Los accesorios amarillos, como una cartera o zapatos pueden ser un toque atrevido a tu look, aún para las mujeres que les parece muy arriesgado usar algo de este vibrante color.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here