Compartir

Llega la noche del domingo y empiezas a sentir esa ansiedad de la semana que está por venir. Las reuniones a primera hora, los compromisos adquiridos, apagar incendios, dejar el confort y la tranquilidad de la casa por el movimiento y preocupación del primer día de la semana. Quizá sientes ansiedad por lo que te espera, pero creo que muchas mujeres están conmigo en el sentimiento de pesadez que despierta el día lunes, ya sea ejecutiva, emprendedora, ama de casa o estudiante.

Ojalá pudiera decirte que con solo escuchar una frase de superación, por arte de magia el día iniciará con más energía y felicidad tipo “Encantanda”, hago referencia a la película de Disney por la actitud de la protagonista frente a todo. No he encontrado receta mágica para evitar el sentimiento de los lunes, sin embargo, puede llegar a ser un día agradable con estos consejos de mujeres exitosas, que puedes incorporar dentro de tus hábitos diarios. Son tácticas que te pueden ayudar para afrontar el día más difícil de la semana.

Prepara el día

El lunes es un día donde todo se hace de rapidez y generalmente falta el tiempo para terminar todas las labores de ese día; no solo en el trabajo, si no en la casa.
Para evitar más estrés el primer día de la semana, lo que mejor puedes hacer es realizar por adelantado ciertas tareas que te quitan tiempo cómo empacar todo lo que necesitas para el día de trabajo y escoger la ropa del día siguiente, este último es uno de los hábitos de las mujeres que más admiramos por su estilo. Tener ciertas cosas listas desde el día anterior te ayudan a ahorrar tiempo y empezar el día sin estrés.

Lo último es el celular

Generalmente lo primero que hacemos al levantarnos es alcanzar el celular y mirar el correo o alguna de las redes sociales. Las mujeres exitosas evitan el celular a primera hora, prefieren ponerse los tenis para realizar ejercicio o iniciar el día con una meditación.
Saben que el celular es una fuente de estrés y que si empiezan a contestar el día se vuelve abrumador.

Un estudio realizado por la Universidad de Columbia Británica sugiere que revisar el correo a primera hora del día causa estrés psicológico. El estudio tomó 124 personas a quienes le dieron la instrucción de revisar el celular 3 veces al día la primera semana y la segunda les permitieron revisar su celular cuando quisieran. El resultado fue una reducción de estrés y un incremento de positivismo. Así que de ahora en adelante al levantarte haz todo menos mirar el celular.

Cambia la perspectiva

Cambiar la forma de ver las cosas es uno de los consejos a seguir no solo de mujeres exitosas, sino de personas reconocidas en diferentes campos. Que tal si en vez de pensar en el lunes como el final de un tiempo de descanso, lo consideras un nuevo comienzo, nuevas oportunidades, nuevas sorpresas.

Al tomar el lunes como el inicio de una nueva historia, cambia la emoción. Me explico, cuando piensas en el lunes como finalización de algo agradable, el sentimiento que acompaña este tipo de pensamientos es tristeza, nostalgia y ansiedad. Al pensar en este mismo día como el inicio de algo nuevo ese sentimiento se vuelve positivo.

Desayuna como reina

Un desayuno balanceado es la clave para rendir en el trabajo, pero la mayoría de nosotras salimos corriendo con una fruta o barra de proteína en la mano y un café para llevar. El adagio “desayuna como reina, almuerza como princesa y cena como modelo”, cobra fuerza para mejorar tu día

Las mujeres exitosas se toman el tiempo para alimentarse bien, varios estudios han demostrado que un desayuno compuesto de: proteínas, frutas, cereales y lácteos, mejora la capacidad de concentración y aumenta los niveles de energía por un lapso de tiempo mayor, al que usualmente alcanzan con una alimentación a medias.

Tómate tu tiempo

El lunes es un día pesado incluso si te fascina tu trabajo, porque pasas de la tranquilidad los fines de semana a enfrentar retos en 8 horas o menos, según los patrones de sueño. Las mujeres exitosas saben esto y por eso tienen tácticas para hacer la transición entre el fin de semana y el lunes más suave.

Uno de los secretos más efectivos es iniciar con tareas tranquilas, como arreglar el escritorio para recibir el día o leer artículos sobre algún tema de interés en la industria que te desempeñas, al llegar a la oficina. Así puedes seguir con las demás labores del día con menos estrés.

Evita las reuniones matutinas

En particular pienso que las reuniones se deben evitar lo máximo posible, a menos que sea necesaria y parezca ser productiva. Sin embargo, existe la costumbre corporativa de hacer una reunión al inicio de la semana para revisar diferentes temas y evaluar pendientes.

En caso de que este en tus manos realizar este tipo de reuniones, trata de llevarlas a cabo en la tarde. Las personas altamente productivas saben que la mañana es el momento de mayor creatividad y energía del día, por lo cual usan este tiempo para realizar su trabajo sin interrupciones.

Enfócate en los objetivos

El primer día de la semana además de retos, trae consigo detalles como mensajes, reuniones, proyectos o urgencias que no dan espera. Para evitar perderte en tareas que te hacen perder tiempo al final del día y te dejan estresada, inicia estableciendo los objetivos para la semana y las metas que deseas alcanzar.

Darle prioridad a los objetivos a largo plazo, te ayuda mantener el foco en lo que realmente necesitas lograr y no en lo urgente, así te sentirás más productiva cuando hagas el análisis de la semana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here