Compartir

La mayoría de series desarrolladas en ambientes laborales nos muestran, que la heroína es la que rompe las reglas. He pensado bastante en esto y es cierto. A veces si no te arriesgas a hacer algo, llevada por tu instinto, por tu jefe o por tu equipo de trabajo, puedes perder hasta la oportunidad de un ascenso.

Esta bien, las reglas son para cumplirlas y para mantener un orden. De hecho, es más fácil obedecer todas las reglas y seguro que seguirás en tu mismo cargo una buena cantidad de tiempo, pero corres el riesgo de llegar a situaciones en las que no te quisieras encontrar.

Lo importante es entender qué reglas no aplican, entrar a discutir en una reunión donde predomina la testosterona, es difícil porque si no hablas el mismo lenguaje no te ponen atención, entonces olvida que eres una dama y aplica el viejo proverbio “Donde fueres haz lo que vieres”. Párate en tu posición eso sí con argumentos relevantes, saca la voz desde tu diafragma y si tienes que usar un lenguaje fuerte, hazlo.

También hay una delgada línea entre trabajo y la vida personal, si no te abres un poco a tu equipo y muestras tu lado humano, nunca crearás relaciones significativas con los otros o la oportunidad de tener un mentor.

¿Qué reglas crees que se pueden romper?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here