Compartir

Todos hemos escuchado alguna vez sobre los beneficios de la meditación y como puede bajar los niveles de estrés, evitar la depresión, calmar los estados de ansiedad y mantener nuestra salud entre tantas otras cosas. Aunque sabemos que es bueno incluir este hábito en nuestra vida, se nos hace difícil iniciar sobre todo por falta de tiempo. Lo bueno es que una meditación se puede hacer en pocos minutos y con estos consejos lograras una meditación centrada.

1. Inicia paso por paso

Si estas iniciando en la práctica de la meditación lo más probable es que la mente no se calle e incluso que termines con un poco de dolor de cabeza intentando callarla, por eso lo mejor es iniciar por la respiración, inhalando por la nariz y exhalando por la boca. Se consciente de cada respiro y de cómo se mueve el estómago cuando estas respirando. Haz 20 inhalaciones pausadas poniendo la mano en tu estomago para sentir la respiración.

2. Concéntrate en la respiración

Al iniciar el hábito de la meditación hay que poner la mente en blanco, aunque ya empezaste con sentir la respiración es importante ser consciente de esta. Centra tu atención en la respiración por un período de tiempo. Inicia con 5 minutos con la mente en blanco, al iniciar te darás cuenta que la mente empieza a divagar, cuando esto suceda lleva la atención de nuevo a la respiración sin estresarte, eso es lo más importante.

3. Pon la meditación en tu calendario

La mejor forma de comprometerte a hacer algo es ponerlo en el calendario, programa tu meditación con anterioridad y respeta esa cita contigo misma. Una vez inicies sigue haciéndolo sin importar cuán difícil sea tu día. Puedes empezar con 5 o 10 minutos, luego puedes ir incrementando el periodo de meditación o hacerla de un minuto sino tienes tiempo, lo importante es hacerla diaria para no perder el hábito.

4. Apóyate en la tecnología

Ahora existe una gran cantidad de aplicaciones para meditar, usa tu Smartphone o Tablet para sentirte más relajado. Apps como Buddhify, Headspace, Stop breathe and Think y Calm te guía durante la meditación y a mantener el hábito. Solo debes encontrar el App que mejor se acomde a tus necesidades para iniciar una rutina diaria de meditación.

5. Disfruta el proceso y se paciente

Lo mejor es tener una actitud positiva frente a ti y tu proceso de meditación, trata de que ese tiempo contigo misma sea agradable. La forma en que haces las cosas: con aprecio, gratitud y amor se refleja en la calidad de la meditación. Los primeros días de meditación puede que te sientas molesta contigo misma, aparecerán varios pensamientos negativos o sobre cosas que no queremos, sin embargo entre más te resistas se vuelven más fuerte si no inicias con aprecio por lo que vas a hacer. Acuérdate que nadie nace experto y por eso se necesita practicar, se paciente en tu proceso cuando menos lo pienses serás una experta meditando.

Es difícil implantar un nuevo hábito en tu rutina pero una vez lo logras, te darás cuenta de los beneficios que la meditación trae a tu vida: calma, paz, creatividad y claridad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here