Compartir

Esta comenzando el año y con un nuevo año viene honrar nuevos propósitos o por lo menos… ¡Tratar!. Si iniciaste dieta: eliminaste los dulces en tu despensa y los que tienes encajetados por ahí, reemplazaste el azúcar por Splenda u otro sustituto y cambiaste la leche normal por descremada, vas bien. Pero todavía falta la prueba más dura; ganarle la batalla a tu mente cuando te dice que esta bien hacer trampa una vez, como dice el dicho “una vez al año no hace daño”

Estos 5 concejos te ayudaran a callar esa pequeña vocecita para seguir tu dieta al pie de la letra.

  1. Los puntos no siempre deben unirse, para una dieta eficaz lo mejor es romper las conexiones. Algunas actividades activan antojos como sentarse en un cafe en la tarde; no solo te tomas el café también comes un postre o un croissant. Vas al cine y enseguida piensas en crispetas porque la mente hace conexiones antes de que tu te des cuenta. Cambia la rutina, ve al café después de almuerzo solo a tomarte el café, cena antes de ir a cine o agenda una reunión a la hora de las onces.
  2. Ocupa tu mente y manos en algo diferente, haz algo no sea compatible con la acción de comer, por ejemplo después de cepillarse los dientes no dan ganas de comer nada. Puedes tomar medidas más drásticas como hacerte las uñas cuando tengas ansiedad. También puedes hacer un tratamiento en casa para blanquear tus dientes. Esto ocupa tu mente y tus manos en otra cosa, lo importante es iniciar a manejar el pensamiento del que quieres hacer (comer algo) con la decisión de lo que vas a hacer, por ejemplo en vez de ir a la alacena a coger una galleta vas a organizar una gaveta o hacer otra actividad.
  3. Preguntate ¿Vale la pena hacer trampa?, ¿Vale la pena engordarme con una chocolatina Jet de 500 pesos? No, si vas a comer un dulce haz que valga la pena, un manjar que no te puedas comer todos los días.
  4. Ten cerca recordatorios de tu meta a la mano, ¿Cual es la razón por la que decidiste entrar en un régimen alimenticio? Ya sea por salud, belleza o aumentar tu estado físico es bueno mantener una imagen visual como recordatorio en la puerta de la nevera o alacena. Es bueno crear un cuaderno o scrapbook resaltando los beneficios que quieres obtener sometiéndote a una dieta, miralo de vez en cuando para animarte a seguir adelante en tu objetivo.
  5. Cambia tus pensamientos en cuanto a la comida, en vez de ver ese postre tres leches como una indulgencia deliciosa piensa en el postre como un obstáculo para llegar a tu meta y como ese postre previene que logres, el cuerpo, la energía y salud que quieres lograr. Una perspectiva distinta te puede ayudar a cambiar la forma de ver los alimentos que antes te hacían perder la voluntad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here