Compartir

Pensé que ya lo había escuchado todo hasta que en una reunión mi hermana me preguntó si era cierto que el labial nude ideal es del mismo color de los pezones. Me pareció gracioso, porque con todas estas tendencias maquillaje en redes sociales, que son cada vez más complicadas; cómo aplicar la base con un globo, con una cuchara, hacer contouring con bananos, tacones en fin, todo para dificultar la forma de aplicar maquillaje, sin embargo, esta teoría me pareció razonable e interesante, además tiene algo de cierto.

Todo inició porque en un capítulo de un programa de variedades llamado “The doctors” se sugirió que el tono perfecto de un labial nude es similar al color del pezón de cada mujer. En principio, los colores que más favorecen nuestros rasgos se encuentran en la pigmentación de la piel, ojos y cabello. Nuestro cuerpo se compone de muchos colores: Las variaciones de tono en los ojos, las venas, la coloración cuando hay una reacción, etc., y esos colores que componen nuestra humanidad, cuando son usados en la ropa o maquillaje realza la belleza de cada mujer.

Sigue Leyendo Análisis de color de las 12 estaciones

Ahora, la intensidad del color también puede jugar a favor o en contra de nuestros rasgos, en términos de maquillaje. Hay mujeres que tienen una coloración media, pero los pezones son realmente oscuros casi café, de aplicar ese color en los labios, puede llegarse a verse muy fuerte con el color de piel, haciendo ver las facciones más duras o enfatizar lineas de expresión. Por el contrario, si la mujer maneja una saturación de color fuerte y el color del pezón es muy claro puede verse pálida (este último caso es raro, pero puede suceder)

Sigue leyendo Las cualidades del color para realzar la tonalidad de tu piel

Lo que favorece a toda mujer es llevar ese color en el nivel de saturación que más favorezca a su tono de piel. Si el nivel es medio, un labial rosa café medio favorecerá la belleza de una mujer trigueña, mientras que para una mujer blanca el color más favorable puede ser rosa ciruela fuerte o medio dependiendo de su nivel de contraste. La mejor forma de saber cuál es tu nivel de contraste es sometiéndote a un análisis de color, con un profesional en colorimetría. Este encontrará cuales son los colores y el nivel de contraste que más te favorece.

Yo hice la prueba usando un labial de un color similar al de mis pezones, porque la mejor forma de confirmar una información es probando. Lo cierto es que el labial era muy fuerte para mi coloración y realmente resalta más el labial que yo, cuando lo uso. Opaca el rostro en el sentido que se ve más el labial que yo y me hace ver más vieja. Con la segunda opción que realmente es la misma gama pero en menor saturación, se ve el rostro más perfilado y acentúa los labios sin darle protagonismo al color. El objetivo de un maquillaje es favorecer y hacer sobresalir el rostro en conjunto, no lo contrario. ¿Haz usado un labial nude? ¿Te atreverías a usar esta tendencia?

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here