Compartir

Llega el verano y los días de sol, en estos momentos es cuando más nos acordamos que la piel y el cabello necesitan protección. No hace falta que nos digan cuan importante es salvaguardar el cuerpo del sol y el calor, o que es importante aplicar bloqueador todos los días, varias veces e incluso cuando no estamos a la intemperie. Durante días de sol podemos encontrar buenos productos de protección solar para la piel y el cabello, en la farmacia más cercana. La cosmética de farmacia nos presenta muchas opciones a la hora de cuidar la piel y el cabello del sol, porque este también se reseca, pierde su color y se quiebra con el brillo del astro rey.

La piel necesita protección incluso cuando no estamos expuestos al sol. ¿Cuándo fue la última vez que saliste a recibir los rayos el sol? Así vivas en el polo norte donde la luz solar llega por contadas horas, estás expuesta a los rayos ultravioleta (UV), en el post “alivia la piel de la insolación” hablé sobre lo que sucede en nuestra piel cuando nos exponemos al sol. Básicamente la piel absorbe los rayos UVB a la profundidad del tejido y los rayos UVA que llegan a la superficie, estos últimos producen más melanina, sustancia que permite vernos bronceadas y a su vez es responsable del fotoenvejecimiento (arrugas y manchas). Los rayos UVA pasan a través de vidrios. Incluso en un día nublado o en la sombra los rayos UV rebotan en todas las superficies de color claro.

Trucos para lograr un maquillaje sencillo y natural todos los días

Escribiendo este artículo en un día gris, con el reflejo de la luz, estoy recibiendo radiación UV. Algo que realmente no noto, pero está sucediendo y tiene efectos negativos para la piel y nuestra belleza. De esto me enteré hace 10 años que tuve un accidente y la piel de mi rostro quedó más sensible de lo que era anteriormente. El dermatólogo me recomendó usar bloqueador de mínimo 50 SPF, 3 veces al día y esta práctica la volví parte de mi rutina diaria desde ese momento.

Consejos para volver a tu color natural de cabello

No solo la piel que se afecta con el sol. El cabello también sufre daños sobre todo en verano, donde el sol está en su máximo punto. Por eso tenemos que humectar, proteger e hidratar el cabello. Aquí algunos tips:

  • Usa un acondicionador que restaurar el cabello antes de salir al sol, lo protege y lo humecta.
  • Aplica una mascarilla para el cabello por lo menos una vez a la semana, las mascarillas para el rostro son efectivas y el mismo principio aplica para el cabello.
  • Evita lavar el cabello diariamente, el cuero cabelludo produce aceites naturales que se secan con las altas temperaturas. Lavar constantemente el cabello lo reseca aún más. Usa un shampoo en seco si el cuero cabelludo produce mucha grasa y no lavarlo tan seguido. También puedes aplicar una crema humectante para que no pierda su suavidad.
  • Busca productos especiales para las necesidades de tu cabello, así como la piel la forma, el color y la textura del cabello son distintas. Por eso es bueno buscar productos que se acoplen a tus necesidades. Por ejemplo, si quieres darle más textura aplica un spray con sales marinas que no le roba humectación al cabello o un spray con aceites de semilla de girasol que lo mantiene hidratado.

¿Te gustan estos consejos para humectar la piel y el cabello?

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here