Compartir

Me encantan las rutinas de belleza y leer todo lo que tiene que ver con productos para mejorar el aspecto de la piel y la textura del cabello. Uno de mis intereses, son todos aquellos aparatos electrónicos que me permiten hacer mis rituales de belleza y evitarme un viaje a la peluquería. A menos que vaya a cambiar el color del cabello u obtener un nuevo corte. En este artículo estaré hablando de dos artículos electrónicos: La depiladora eléctrica, una alternativas ya olvidada, pero bastante efectiva para mantener la piel libre de vellos y las planchas corioliss para el cabello.

La primera vez que vi una depiladora eléctrica fue en mi adolescencia (hace como 20 años), nuestras lectoras más jóvenes pueden que no lo conozcan; quienes vivieron la adolescencia en los 90 seguramente la deben recordar. La depiladora eléctrica es un aparato, que tiene el poder de unas 20 a 40 pequeñas pinzas de cejas, que se abren y se cierran de manera muy rápida para sacar el vello de raíz en las piernas, o el área a depilar. Uno se preguntaría ¿Para qué quiero este suplicio? parece más una tortura que una máquina de belleza ¿Cierto? Al sacar el vello de raíz, en vez de depilar superficialmente (lo que hacen las cuchillas o máquinas de afeitar masculinas) la depilación dura mucho más.

La ventaja de usar una depiladora eléctrica es que la piel no se irrita, incluso las nuevas generaciones usan discos de cerámica hipoalergénica en vez de metal, para evitar posibles alergias. Para los viajes me parece ideal, ya que en el peor de los casos (que seas muy velluda, como yo) uno puede durar 15 días con la piel suave sin cañones. Y si tienes otro método de depilación como la cera, este pequeño aparato te puede servir como plan B si no alcanzaste a pasar por la estética y quieres mostrar tus piernas, pues arranca el vello con menos de un milímetro de longitud.

En cuanto a la plancha, es una necesidad para mí. Tengo el cabello liso en su mayoría, pero las entradas son rizadas, lo que quiere decir que cuando me recojo el pelo parezco un sol y de la única manera que puedo manejar mi cabello es con plancha. Sin embargo, cuando voy a una tienda de belleza me encuentro con un millón de referencias distintas; cada una con funcionalidades diferentes y para todos los presupuesto. Hay una marca que me llama la atención, se trata de las planchas corioliss y su gama de productos para las diferentes necesidades de cada tipo de cabello.

La corioliss 1, se diferencia por un diseño ergonómico que permite maniobrar para lograr diferentes peinados y tiene una temperatura preestablecida. La plancha Corioliss C2 permite graduar la temperatura y apagado automático. La plancha Corioliss C3 se distingue por tener un diseño diferente y ser más liviana. Esta marca maneja placas de titanio y no cerámica, inicialmente la tecnología en cerámica marcaba la tendencia, pero las cosas han cambiado y el titanio permite que las placas sean más lisas, lo que permite la distribución uniforme del calor en la plancha. y un peinado más duradero.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here