Compartir

1. Nunca saltes el desayuno

Liliana Neira en su dieta ortomolecular siempre insiste en nunca dejar de hacer la primera comida del día porque si no te comes todo lo que encuentras, mayor es el peligro sí por tu oficina pasa un carrito de confitería. Ten en cuenta que el desayuno indica a tu cuerpo como quemar las calorías, no hacer la primera comida del día lleva al organismo a tomar más grasas y azúcares de lo que comas durante el día. Un desayuno rico en fibra y proteína es lo mejor.

2. Engaña el hambre antes de ir a cenar

Para que no te den antojos y comas un poco de todo mesuradamente, los vegetales que contengan agua y la proteína como salmón o jamón de pavo son muy buenos para picar antes de ir a cenar. Es una estrategia que siempre funciona.

3. Los ingredientes dietéticos son de cuidar

Si vas a usar aceite de oliva, una cucharadita está bien. El aguacate es bueno en porciones pequeñas, no medio aguacate. El pan integral es bueno pero una tajada al desayuno no a las 7 p. m. Puedes comer alimentos considerados dietéticos pero en pocas cantidades.

¿Sabes como es la forma de tu cuerpo?

4. Evita comidas con mucha grasa y sal

Cuando sales a comer es mejor ir a un restaurante de carnes que uno de comida china o italiana; un arroz chino o unos espaguetis tienen mucho más grasa y carbohidratos que un filete Mignon.

5. Acelera el metabolismo con ejercicio

No te mates haciendo cardio y más bien esmérate por fortalecer los músculos haciendo muchas repeticiones cortas con poco peso, para hacer intervalos. Ayudan a adelgazar y tonificar el cuerpo.

6. Relájate

El estrés la falta de sueño y las preocupaciones pueden mantenerte despierta y esto puede despertar tu apetito, por eso trata de dormir de 7 a 8 horas diarias y practicar ejercicios de respiración para bajar el estrés.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here