Compartir

Ya había dicho anteriormente que una de mis herramientas favoritas para el cabello es la plancha sin embargo no uso cualquier plancha para el cuidado diario de mi cabello. Cada plancha tiene una especialidad y es usada para lograr un estilo de peinado diferente. En https://facelookpeluqueria.com pueden encontrar una gran variedad. Lo cierto es que las planchas para el pelo pueden ser usada para alistar, crear ondas al estilo años 20 o incluso ondas californianas, pero es un elemento que puede dañar el cabello si abusamos de su uso, por eso ten en cuenta estos consejos.

Las mujeres hemos buscado herramientas para arreglar el cabello desde hace muchos años. La vanidad no es una cosa de ahora, en 1800 las mujeres se esmeraban por tener peinados que las hiciera lucir hermosas, eso sí ahora estas herramientas son más fáciles de usar, prácticas y estéticamente bellas.

Si usas la plancha más de 2 veces por semana como yo, seguramente has pasado por uno de esos días en los que hagas lo que hagas, no puedes lograr el peinado deseado; el cabello queda flechudo, las puntas se ven resecas o el cabello se ve opaco. A veces es un mal día o cuestión de técnica. No importa la razón que sea, aquí te doy unos consejos para manejar tu plancha y cuidar tu cabello a la vez.

1. Aplica un sellante o protector para usar herramientas calientes

A mí me encanta el aceite de Morrocan Oil y Kerastasse Néctar Thermique. Aplica el protector de medios a puntas, ya que contiene aceite y puede hacer ver el cabello graso si se usa desde la raíz. Generalmente se pone una o 2 gotas en las manos, frótalas y esparce el producto en el cabello. Usa solo un poco ahí está el secreto.

2. Espera que caliente

No basta con prender la plancha y empezar a trabajar, espera a que este caliente, si las pinzas alcanzan la temperatura adecuada podrá hacer su trabajo perfectamente, esto se traduce en un liso muy liso u ondas que permanezcan mucho más tiempo.

3. Usa la temperatura perfecta

Un cabello fino o tinturado necesita una temperatura menor a 300 grados, ya que es más delicado y el calor lo daña fácilmente. Para un cabello sano y grueso la plancha puede ser usada a una temperatura de 300 a 380 grados y el cabello rizado necesita una temperatura de 350 a 400 grados. Las planchas que vienen con regulador de temperatura son las mejores.

4. Limpia la plancha

Como todo equipo electrónico necesita de cuidado para hacer su trabajo en óptimas condiciones. Las partículas de polvo se acumulan en la cerámica y obstaculiza la llegada del calor al cabello. Ten en cuenta, a medida que usas la plancha quedan residuos de los productos que aplicas en las cerámicas, lo cual puede dañar el cabello.

5. Peina el cabello

Antes de pasar la plancha peina la sección sobre la cual vas a trabajar, esto ayuda a mantener el alisado por más tiempo.

6. Inicia de atrás hacia adelante

Así puedes manejar el resultado final. De hecho, la mayoría de estilista inician de esa manera.

7. Divide el cabello en secciones

Independientemente del estilo de peinado que quieras hacer, divide el cabello en secciones de 2 a 3 centímetros y pasa la plancha por esa área. No pierdas la paciencia.

¿Qué haces tu cuando planchas tu cabello?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here